Reseña Predestinados


Helen Hamilton se ha pasado sus 16 años de vida intentando esconder lo diferente que es, una tarea nada fácil en una isla tan pequeña como Nantucket y que se está volviendo cada vez más difícil. Las pesadillas sobre una travesía en el desierto hacen que se levante agotada y con sus sábanas manchadas de tierra. En la escuela, tiene alucinaciones de tres mujeres que lloran lágrimas de sangre; y lo último cuando se cruza con Lucas Delos por los pasillos del instituto, no puede reprimir un impulso asesino que la lleva a atacar al nuevo -y guapísimo- chico. 
Claro, que lo que ninguno de los dos saben es que están destinados a enfrentarse y convertirse en los últimos protagonistas de una historia que no ha cesado de repetirse durante milenios.



Me es bastante difícil escribir esta reseña porque, la novela Predestinados, ha despertado en mí sentimientos muy contradictorios. Todavía no sé qué pensar, de verdad. Cuando terminé de leerla, a las tres de la madrugada, me quedé con la duda de si me había gustado o, por el contrario, no había sido así.
Sí, sé que puede sonar raro, supongo que sencillamente no me ha terminado de convencer, aunque sí he visto potencial en la saga y sí me han gustado algunos personajes ―y mucho, además―; así que pienso darle una oportunidad a la segunda parte, con la esperanza de despejar mis dudas.

Para empezar, diré que tenía las expectativas altas cuando comencé a leer la novela, ¿por qué? Pues es obvio: todas las reseñas que había leído ponían a la novela por las nubes. Quizá coger con mucha esperanza e ilusión una novela, nunca augura nada bueno. Así pues, empezaré comentando los puntos que sí me ha gustado de Predestinados.

1. La protagonista principal, Helena, es soportable. Y sí, digo soportable y no me cayó genial, porque a pesar de que está bien perfilada, hacía ciertas cosas que a mí me chirriaban. Pero sobre ello, hablaré más adelante en los puntos negativos de la novela.
En general, no solo Helena, sino casi todos los personajes están bien tratados, con una personalidad característica para cada uno de ellos ―como viene siendo normal en cualquier ser humano―, y todo ello se refleja bien en los diálogos.

2. Me apasiona la mitología y, a pesar de que esperaba algo más ―pero no me preguntéis el qué, ya que no sé ni yo misma a qué me refiero―, reconozco que está bien tratada, se lee de forma amena, hay varios detalles aquí y allá que me han parecido originales.

3. Ya sé que en el punto número uno he comentado que los protagonistas están bien tratados, pero quería destacar, en concreto, a tres de ellos. Noel me ha entusiasmado porque es… curiosa, diferente, me hubiese gustado conocerla un poco más. En segundo lugar, Cassandra me ha fascinado, no solo porque me parece un personaje crucial en la historia, sino porque me gusta su actitud. Y en primer lugar, sin lugar a dudas, Héctor.
Héctor ha sido mi debilidad a lo largo de la novela, desde el principio hasta el final, especialmente por la cantidad de matices que esconde el personaje, está muy bien trabajado. Si la historia de amor fuese entre él y Helena, creo que la novela me hubiese encantado y, además, la relación habría sido mucho más interesante y no tan plana. Héctor tiene varias caras, tiene un puntito de oscuridad que me ha cautivado, es impulsivo, realista… en fin, es genial; es más, quiero leer la segunda parte con la esperanza de que este personaje tenga todavía más protagonismo.

4. Destacar el principio de la novela, me pareció un buen inicio, muy consistente, especialmente me gustó también el hecho de que Helena quisiese matar a Lucas. Lástima que se desvele en la sinopsis, porque hubiese sido un buen punto, ya que es toda una sorpresa y algo inusual.

5. Me gusta cómo escribe la autora. Sí, cierto es que a veces se enrolla como las persianas en detalles que no tienen ningún tipo de importancia, pero como punto a su favor, diré que escribe con delicadeza. No es una maravilla, pero sí me ha parecido que destaca dentro del género de libros juveniles que, habitualmente, todos parecen estar escritos con el mismo tono.

Bien, dicho esto, aquí tenemos los cinco aspectos que más me han gustado de la novela. Como veis, esta reseña es algo diferente, esto se debe a lo comentado al principio, mi gran contradicción sobre si me ha gustado o no ha sido así. Ahora toca la peor parte, vamos a ver qué no me ha gustado y lo que ha provocado todas mis dudas.

1. Lucas no me ha gustado, ni al principio, ni al final… ni de ningún modo. Lo he intentado, de verdad que lo he hecho, pero no puedo tragarlo. A mí también me gustan los chicos buenos, aquellos que están a tu lado en todo momento ―véase, Étienne, de Un beso en París―, no solo quiero a personajes bipolares en mi vida ―véase, mi querido Daemon de Obsidian―, pero tanto si optas por un tipo de personaje u otro éste tiene que tener ciertos matices y una personalidad consistente para que el lector pueda creer en el personaje. Lucas, al contrario que el mencionado Héctor más arriba, es un protagonista plano, simple y, lo que es peor, aburrido como él solo.
Lucas me sacó de mis casillas a lo largo de todo el libro. No solo porque es un personaje celoso e inseguro de sí mismo, sino porque es un cobarde. Consiente que la persona que supuestamente quiere sufra porque él no tiene cojones ―así de claro― para decirle la verdad, pero al mismo tiempo pretende tenerla para él solo. Vamos a ver, chico, a esto le llamo yo egoísmo ilustrado.
Lo dicho, es celoso, plano, simple, aburrido, egoísta, violento oh, dios, este es capaz de acabar con toda su familia por una chica que conoce de hace dos días―, y, repito nuevamente, a-b-u-r-r-i-d-o. Mucho.
Siento despotricar tanto contra Lucas pero, de verdad, me molestó que, viendo cómo la autora sí sabía trabajar a otros personajes, no lo hiciese con el protagonista principal. La historia habría mejorado muchísimo si se hubiese enfocado de otro modo.

2. Helena es muy, pero que muy, egoísta. No quiero hablar mucho de este detalle, porque durante toda la historia me he convencido de que esto se debe a causa del papel que ella representa. Espero que sea así, de verdad, porque me crispaba el sufrimiento de toda la familia Delos, mientras la gran preocupación de Helena era su sosa relación con Lucas.

3. Cómo trata la autora el misterio. No me gustó, porque me sentía engañada. Vamos a ver, supongamos que nos están contado una historia sobre… colorines ―qué sé yo―, entonces en dicha historia, nos revelan que el color del cielo es verde. Vale, como lector, me quedo con ello. Peeeeero, sigues leyendo treinta páginas más, se añade el detalle de que el cielo tiene nubes y entonces te dicen que no, que el cielo no es verde, es rojo. De nuevo, como lector, te lo crees. Comienzas a leer de nuevo, unas cincuenta páginas más, y se añade el hecho de que es mentira lo anteriormente dicho de que el cielo tiene nubes, lo que tiene son estrellitas, así que el cielo ahora es azul. Llegados a este punto de cambios de trama, deja de importarme de qué color sea el cielo.

Sí, una comparación patética e incomprensible, casi, pero no sabía cómo explicarlo sin revelar nada de la trama. En serio, me sentía engañada, a cada paso que daban se descubría algo que cambiaba todo lo demás, si a esto le añadimos que el simpático de Lucas escondía por cobardía otros detalles importantes para la historia… tenemos como resultado que el lector está continuamente borrando de su memoria lo que le han dicho y cambiándolo por los nuevos datos, sentía que reseteaba mi cerebro constantemente. Francamente, con tantos cambios aquí y allá, y teniendo en cuenta que eran más de las tres de la madrugada cuando lo terminé, ya no sé en qué trama me quedé ni cuál era finalmente la situación de los protagonistas; no entendí bien tantas idas y venidas y, lo dicho, puede que fuese porque me moría de sueño y mi interés había decaído.

Ahora bien, aquí tenéis los puntos negativos más significativos ―otros los añadiré en los comentarios con spoilers, porque no quiero desvelar nada para los lectores que deseen leer la novela―. Cierto es que hay casi más puntos positivos que negativos, sí, pero como los segundos engloban la relación entre Helena y Lucas y las personalidades de dichos protagonistas pues, como entenderéis, tiene más peso que todo lo demás.

¿Recomiendo leer esta novela?
Pues sí.
Sí, porque aunque a mí no me ha terminado de convencer, creo que ha gustado a muchísima gente ―he mirado algunas reseñas antes de escribir la mía―, os aseguro que muchas personas están encantadas con esta saga, así que no perdáis la oportunidad de pasar un rato entretenido leyéndola. Siempre pienso que lo que puede no gustarme a mí, puede ser el mejor libro para otras muchas personas; la gracia de la lectura reside en que los gustos son muy variados ;)


Primer momento estelar: cuando Lucas averigua que pueden estar juntos, se la lleva a la habitación, la besa en el balcón, la tumba sobre el frío suelo de mármol dispuesto a que consumen lo suyo, hasta que Helena ―consciente ella de otra parte de la historia―, le frena.
¿Perdona?, ¿pensaba tirársela ahí, sin más, en el suelo, con toda la familia reunida en el comedor e incluida su mejor amiga Claire medio moribunda en la habitación de al lado? Me quedé en shock.
Mira que me encanta que metan tensión sexual entre los protagonistas y, todavía más, que se resuelva, pero ASÍ NO, ¡por favor! No me parece nada creíble, no solo porque se han besado dos veces, sino porque, joder, qué poca gracia. Y eso, lo dicho, se han dado dos besitos de nada en toda la historia y, por si fuese poco, la química o tensión sexual que he notado entre los protagonistas ha sido nula.

Segundo momento estelar: en el faro, segundo beso que se dan en la historia, hablan sobre el hecho de no poder estar separados. Él le dice de huir y ella está conforme con ello.
Llamarme loca, o como queráis, pero yo no me planteo huir con un tío con el que me he besado dos veces y me he cogido de la mano durante un par de semanas, dejando a mi pobre padre solo. ¿Es que Helena no tiene corazón? De verdad, la chica parece dulce en un primer momento, pero es egoísta como ella sola. Y, eso, la historia de amor, ni pies ni cabeza, sin química, sin nada… no entendí ese amor, no recuerdo que ambos tuviesen una conversación tranquila o profunda entre ellos, simplemente recuerdo que un día empezaron a amarse localmente por que sí y punto.

También me ha dado por pensar que todo se debe a que ellos representan a Paris y Helena, pero si así fuese, daría por sentado que nuestros protagonistas no tienen ningún tipo de personalidad y solo se rigen por sus antepasados. Dado tal caso, la historia perdería un poco de interés.


Predestinados no me ha terminado de gustar, pero asienta una base consistente y hay ciertos personajes secundarios que me han encandilado, de modo que probablemente leeré la segunda parte, manteniendo la esperanza de que la pareja protagonista no estropeé todo lo demás. Eso sí, la lectura es amena y entretenida, recomiendo siempre leer una novela antes de juzgarla.
Reacciones:

14 comentarios:

  1. Este libro me llama muchísimo, adoro la mitología ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué tal cuando lo leas ;)
      Un beso!

      Eliminar
  2. Jajajajaja, me he mondado con la teoría de los colorines y tus momentos estelares ;o) Muy divertido. Estoy de acuerdo contigo, da gusto leer estas novelas pero la autora se enrolla mucho y Lucas deja mucho que desear como pareja, yo prefiero a Héctor!!! XD
    Besotes mitológicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que entendieses mi teoría xD
      Sí, a mí también me encantó Héctor, al menos tiene sangre en las venas! Seguro que leeré la segunda parte para ver qué le depara la historia a este personaje!
      Un besote! Y gracias por pasar por aquí!

      Eliminar
  3. A mí no me ha gustado nada, ni la forma de escribir, ni los personajes excepto Hector y tampoco pienso leer su continuacion jeje.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Es una pena que no te haya gustado nada del libro. Yo creo que sí leeré la segunda parte, aunque solo sea por Héctor, y por darle una segunda oportunidad a la trilogía (espero no salir escarmentada al final)

      Un beso, y gracias por pasar por aquí!

      Eliminar
  4. Buah se enfrentan y la historia se repite! La verdad es que me llama mucho la atención. Bueno si no es molestia pásate por mi blog por favor un beso!
    http://macherieladyartiste.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ya me pasé por tu blog y te sigo, aunque como veo que escribes allí, quiero intentar encontrar un rato para leer tranquilamente -no suelo leer en el ordenador- ;)
      Gracias por pasar, espero que les una oportunidad a la novela, ya me contará qué tal si es así!

      Eliminar
  5. ¡Hola! ;)

    Ay, me ha encantado tu reseña. Yo esta novela me la leí, allá cuando la publicaron, y me gusto mucho, creí que se convertiría en una de mis sagas juveniles favoritas, pero no, y ahora que ha pasado más tiempo, estoy convencida, porque ni me acuerdo de la historia, solo al leer tu reseña me he acordado de algunas cosas que…

    Además que si lo leo de nuevo creo que ni me gustaría. Tal vez me lo leí en una época en que todo me parecía maravilloso XD yo que se… y si le sumas el hecho de que tengo por aquí el 2º y ni ganas tengo de ponerme con el…

    En cuanto a personajes, estoy de acuerdo contigo, me gustaron todos, unos más otros menos. Lucas y Helena, me encantaron, pero si, los dos son muy egoístas. Me gustaron mas Jason y Clare =)

    Y comentando tu spoiler… ¡Madre mía! Yo también me quede en shock.
    Y tu teoría de los colorines, la he entendido perfectamente. Sobre todo en una parte del libro, donde Lucas dice una cosa y después se descubre otra cosa y entonces Lucas opina diferente sobre lo que en un principio dijo…. ¡¿Cómo?! Creo que eso fue un fallo de la autora, porque en la hisotra no tiene ni pies ni cabeza…

    Esto, y alguna otra cosa más de la novela no me gusto nada… primero te dicen una cosa y luego otra. Se contradicen ellos mismos. O la autora, que como he dicho creo que fue un fallo suyo. Porque si no vaya tontería mas grande.

    En fin, yo el 2º no sé si al final me lo leeré….. y ya me paro, que me enrollo mucho.

    ¡Besotes, guapa! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegra verte por aquí de nuevo, veo que solemos coincidir en las mismas opiniones :)

      Yo creo que le daré una oportunidad, aunque solo sea por los personajes secundarios y porque odio quedarme con la espinita clavada de qué pasará.

      Entiendo perfectamente lo que quieres decir a la hora de tener una opinión sobre un libro. A mí también me gustó mucho que algún libro me encantó en el pasado y luego al releerlo no ha sido así, supongo que depende de momentos, de cómo nos tomemos las cosas... pero es normal.

      Sí, es lo que digo, la autora cambia mil veces de opinión, a mi me gustan los giros en la trama, pero bien hechos, de esos que te hacen quedarte con la boca abierta de sorpresa, pero vamos, para mí lo que se hace en Predestinados es "marear" al lector xD

      Un besote! Y mil gracias por pasarte de nuevo, me encanta saber tu opinión ;)

      Eliminar
  6. A mí me gustó, aunque tiene sus fallos =P Tengo el segundo, pero sin leer, así que a ver cuándo le toca el turno ;)

    ¡Te sigo! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo también tengo el segundo! Me regalaron los dos, así que seguro que lo leeré, aunque solo sea por Héctor y otros secundarios, tengo muchas ganas de ver qué les deparará a esos personajes ^^ Te sigo yo también. Por cierto, veo que estás devorando Obsidian, espero que te guste tanto como a mí ;)
      Un beso!

      Eliminar
  7. Me encantaría leermelo, a ver si pronto lo consigo. Ya veré si le doy una oportunidad
    Por cierto te sigo!! que me encanta tu blog ^^ la decoración también es preciosa
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!

    Para mi Predestinados fue una locura de último momento. Lo vi en la estantería de mi librería habitual y cuando leí la sinopsis me atrajo un montón. En un principio el libro me gusto mucho, el odio irracional y la mitología griega (me encanta!!) me tenían bastante enganchadas, pero en algún momento esa chispa que tanto me gusta, se fue y perdió todo lo que había conseguido hasta el momento. Ese "me muero de amor" de los protas se me hizo difícil de tragar y esos cambios de una página a otra me dejaron un poco fría.
    Así que no puedo decir que no me gustara pero no se, quizá esperaba mas sobretodo porque para mi tenía todo para ser un libro memorable.

    Un beso y un abrazo

    Kali

    ResponderEliminar