Reseña Un extraño en mi cama - Sylvia Day


―Título: Un extraño en mi cama.
―Autor: Sylvia Day
―Páginas: 384.
―Editorial: Planeta
―Precio: 16€

Sinopsis
Lady Isabel Pelham y Gerard Faulkner, marqués de Grayson, son la pareja más escandalosa de todo Londres. Tienen en común una lujuria desmedida, un gran ingenio, una provocativa reputación en entredicho y, lo más importante, ninguna intención de enamorarse el uno del otro, algo con lo que tirarían por la borda su matrimonio de conveniencia. Por nada del mundo romperían esa farsa... hasta que el destino aparta a Gerard del lado de Isabel.
Cuatro años más tarde, el marqués de Grayson regresa a casa. Isabel se encuentra con que el pícaro joven se ha convertido en un hombre poderoso e irresistible que está decidido a seducirla…


Hacía tiempo que quería leer algo de esta autora y al final me decidí por esta novela porque le estoy pillando el truco a esto de la romántica histórica y reconozco que me chifla. Un extraño en mi cama, no ha sido una gran lectura, pero a pesar de ello la novela engancha y se lee rapidísimo (aunque el final se me hizo un poco cuesta arriba).

Nos cuentan la historia de Lady Isabel Pelham y el marqués de Greyson, un matrimonio por conveniencia (ambos estuvieron de acuerdo, ya que eran grandes amigos) que cuando se reencuentran años después (tras un triste capítulo en la vida de Gerard), se dan cuenta de que sienten una fuerte atracción y que, si no se controlan, terminarán enamorándose y convirtiéndose en un matrimonio convencional.

Ambos personajes me han gustado y están bien planteados, aunque ninguno destaca especialmente ni he quedado maravillada por Gerard. La autora consigue que el lector rápidamente advierta cómo es cada uno de ellos sin darnos demasiadas descripciones. Y a pesar de que se palpa que saltan chispas cuando ambos están juntos, debo decir que el desarrollo de su nueva relación me pareció precipitado al principio. Y curiosamente, tras suceder todo de una forma rápida y agitada, he tenido la sensación de que la cosa se estancaba por momentos. Digamos que el ritmo al que se desarrolla su relación es un poco desequilibrado y por ello la lectura de esta novela no ha terminado siendo todo lo ágil y entretenida que esperaba.

Además, nos encontramos con una historia secundaria entre Rhys (el hermano de Isabel) y una joven americana. Por momentos, me interesaba más la relación de estos dos personajes secundarios que la de los mismos protagonistas. Ella era genial ―me hacía gracia la chica, no sé por qué―, y Rhys consiguió despertar mi simpatía desde el principio.


Lo que sí quiero destacar en relación a Isabel y Gerard es que, cuanto menos, me ha parecido curiosa. O mejor dicho, los cambios que se suceden entre ellos y sus perspectivas del matrimonio que mantienen desde hace años. Sin embargo, en ocasiones tenía la sensación de que no había mucha chicha de donde seguir tirando ―y es una de las cosas que más me ha sorprendido de la autora, para bien―; llegaba a plantearme incluso la posibilidad de que esta novela podría ser perfectamente un relato corto, sé que suena raro, pero he encontrado demasiada paja de por medio y, a pesar de que Sylvia sabe más o menos cómo defender el ritmo de la novela, veo totalmente innecesaria la longitud de esta obra teniendo en cuenta lo que finalmente nos cuentan.

Por último, quería comentar el tema de que se supone que es una novela erótica. Ando un tanto perdida y ya no sé cómo la calificaría. Así como con Calle Dublín tuve más claro no considerarla erótica en sí, con Un extraño en mi cama tengo algunas dudas más. Por una parte, las escenas sexuales son constantes y bastante explícitas ―y es un tema que a la autora se le da muy bien, por cierto―, pero por otro lado también hay mucho más, no se centra solamente en ello y además, a partir de la primera mitad, se deja muy de lado este tema.

Además, a pesar de que la novela está considerada como histórica, falta mucha documentación. Vamos, si no fuese por las vestimentas y poco más, apenas percibiría el lector que la historia no se desarrolla en la actualidad. Me hubiese gustado sumergirme más en la época y a la autora le faltan muchos detalles para conseguir que eso suceda.

De todas formas, mi incertidumbre sobre cómo calificar esta novela carece de importancia, puesto que la editorial ya se ha encargado de ello: sí, se vende totalmente como novela erótica. Ahí tenéis esa portada… esa portada que… en fin, no tiene nombre… cuando cerré el libro me quedé mirándola embobada pensando: ¿Y qué cojones tiene que ver esta ostra con la historia que acabo de leer?
Na-da. NADA. Podrían haber colocado un manojo de espárragos sobre ese fondo negro y tendría el mismo sentido. O un trozo de alga, si quieren seguir con la temática marina por algo concreto que desconozco. Las editoriales deberían empezar a plantearse cambiar las portadas de las novelas eróticas, especialmente porque a veces llego a confundirme entre tanta imagen similar.


Un extraño en mi cama, es una novela entretenida que nos cuenta una historia un tanto atípica sobre cómo evoluciona un matrimonio poco habitual. Sin embargo, tiene un argumento demasiado simple y un ritmo inconstante que puede llegar a entorpecer la lectura. 

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Sinceramente no me gusto para nada, creo que le faltaba argumento por todos lados..
    Eso si, las escenas de sexo como siempre en Sylvia Day impresionantes.
    Besos wapii

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de la autora, aunque este libro tampoco me llama la atención. Pero gracias por la reseña :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. No he leído este libro, pero tras leer tu reseña veo que esta autora escribe de una forma que te engancha, pero que no resulta ser una gran lectura... es extraño u_u
    Te nominé a un premio en mi blog, espero que te guste ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Paso de leerme nada más de Sylvia Day.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar