Reseña Rompiendo las normas - Katie McGarry


―Título: Rompiendo las normas
―Autor: Katie McGarry
Editorial: Darkiss
Saga: (#1/3 - Pushing the limits)
―Páginas: 430
―Precio: 15.90€
Sinopsis
No recuerdo la noche que cambió mi vida. La noche en que pasé de ser popular a ser un bicho raro y marginado. Y mi familia está decidida a que siga así. Decían que la terapia me ayudaría. No se esperaban a Noah. Noah es el tipo de chico sobre el que me advertían mis padres. Pero es el único que me escucha. El único dispuesto a ayudarme a averiguar la verdad. Sé que cada beso, cada promesa y cada caricia son algo prohibido. Pero, ¿y si encontrar tu destino significa romper todas las normas? Una novela valiente y poderosa sobre la pérdida, el cambio y la madurez pero, sobre todo, acerca del amor.


Hace bastante tiempo que leí este libro, más o menos fue durante principios de agosto, pero todavía no me había animado a intentar escribir la reseña. En parte se debe a que guardo sentimientos contradictorios hacia esta novela. Y por otro lado, debo comentar que me costó un mundo terminar de leerlo, las últimas veinte páginas estuvieron esperándome en la mesita de noche durante varias semanas.

Entrando en el meollo de la cuestión, puedo comprender que la novela haya gustado mucho, probablemente porque no es una historia más que se centre plenamente en la relación amorosa, sino que va más allá. Pero ahora bien, personalmente me ha ocurrido todo lo contrario porque, las situaciones que viven ambos personajes, me han resultado excesivas. Creo que ése ha sido mi problema principal con este libro: el drama a tutiplén.

El argumento gira en torno a los dos protagonistas principales. Por un lado conocemos a Noah, un chico problemático que vive en un hogar de acogida. Y por otra parte está Echo, una joven que antaño tenía una vida perfecta pero que, tras un suceso del que apenas recuerda nada, ahora todo ha cambiado.
No os cuento más detalles para no destripar la trama de la novela, que en esencia se recrea en las difíciles vidas de ambos. Tal como he comentado anteriormente, he ahí el dilema que me abordó mientras leía esta novela: tanto drama terminó por saturarme. Él tiene problemas. Ella tiene problemas. Todos tienen problemas. Y no unos problemillas típicos de cualquier adolescente, no.

Personalmente, me gusta el drama. Quiero dejar eso claro. Pero, en esta ocasión, no me convenció cómo lo abordó la autora. Es decir, creo que los sucesos trágicos se pueden representar de formas muy diversas y suele agradarme cuando lo enfocan desde un punto más ligero, más tierno, más positivo… e incluso cuando se hace utilizando el humor para calar todavía más en el lector. Durante toda la lectura, tuve la sensación de que la autora me lo daba todo demasiado mascado, sin ningún tipo de sutileza. Eso es algo a gusto personal, lógicamente, pero suelo darle mucha importancia al tono, a cómo me lo cuentan y en Rompiendo las normas me resultó demasiado monótono, como sin chispa.

Uno de los puntos que sí me gustó del libro, fue que está relatado desde ambos puntos de vista. Me suele agradar porque así puedo conocer mejor a los dos protagonistas y conectar con ambos por igual, sin que uno termine llevando todo el peso de la novela. El único detalle negativo, aunque no es algo que entorpeciese la lectura, es que no están demasiado diferenciadas las dos narraciones.

En cuanto a la historia de amor, no sé, creo que no tengo una opinión formada todavía. Por un lado comprendo la atracción de los dos, especialmente al principio, pero por otra parte creo que se podría haber profundizado algo más ya que, básicamente, se unen a causa de una identificación previa por los problemas que ambos tienen. Como digo, todo gira alrededor de las tragedias de sus vidas, así que hubiese agradecido algún momento de descanso, algún diálogo que no tuviese que ver con la parte dramática… no sé, tal como he comentado no tengo claro cómo explicar bien los sentimientos contradictorios que despertó en mí la novela.

Cubiertas que forman la trilogía Pushing the limits
Un aspecto positivo que me gustaría destacar, es el de la psicóloga del instituto. Es un personaje que me ha encantado. Vamos, estaba deseando que llegasen las escenas donde salía ella. La autora logra darle vida desde el primer momento, sin caer en demasiadas descripciones. Acompaña a los dos protagonistas a lo largo de toda la novela, ayudándoles en los momentos más difíciles y para mí ha sido el nexo de unión de todo en general.

¿Los puntos más negativos? ―aparte del excesivo drama, el modo de tratarlo, etc―, todo el rollo de la popularidad en el instituto. No me pareció creíble. Además, no lo vi tan importante como para que tuviese tanto protagonismo al principio de la novela. Y en segundo lugar, la traducción. Había cosas mal escritas, y es algo que no puedo comprender ―¿qué tal una lectura rapidita antes de mandarlo a la imprenta?― la mayoría de los diálogos sonaban forzados y extrañamente falsos, aunque me quedo con la duda de si realmente era un problema de la traducción o de la propia novela.


En conjunto me parece una lectura entretenida que gustará a muchos lectores. Pero, personalmente, no me enganchó demasiado ―las últimas páginas se me hicieron cuesta arriba―, y no me convenció la forma de tratar el drama que envuelve a los protagonistas, ni la historia de amor que surge entre ellos.
Reacciones:

5 comentarios:

  1. Hola mi niña, tengo unas ganas de leer este libro, pero es una pena que no te haya convencido, Espero que me guste ya que me hice con el este fin de semana. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad el libro ha gustado mucho en general (por lo que he podido ver otras reseñas), así que puede que te convenza. A mí me ha parecido entretenido, pero no me han calado los personajes.

      Eliminar
  2. A mí me gustó mucho, pero también porque me esperaba menos. Creía que iba a ser una novela típica y tópica y me sorprendió ver que iba más allá.
    Sí que tiene muuucho drama, pero me gustaron los problemas de los protagonistas.
    Eso sí, totalmente de acuerdo contigo en dos cosas: la traducción y el inicio de la historia de amor. Eso lo vi demasiado precipitado y que profundizó poco. Pasó de la atracción al amor en un momento.
    Me gustó, como ya te digo, sobre todo por los problemas de ellos (de él especialmente).

    Un beso!

    ResponderEliminar