Mejores lecturas del 2013

Sé que llego con mucho retraso (más de un mes), pero tenía que hacer el recuento y estoy intentando organizar un poco el blog, a ver si consigo no dejarlo tan abandonado. De modo que, aunque ha sido difícil elegir, aquí van mis mejores lecturas de este año pasado. Y sigo “ha sido difícil elegir” porque no ha sido un año de grandes lecturas. El único libro que realmente merece con creces estar en esta lista, es “El jinete de bronce”, todos los demás han sido libros muy entretenidos y he disfrutado muchísimo de leerlos, así que he decido también incluirlos porque, sino, como imaginaréis, la lista no habría sido ni siquiera una lista al tener tan solo un libro. Así que dejando a un lado las aclaraciones y bromas, vamos allá.

El jinete de bronce - Paullina Simons.
Sin duda el libro del año, el único que ha logrado despertar en mí un millón de emociones. Le estaré eternamente agradecida a la persona que me lo recomendó, porque realmente disfruté muchísimo con su lectura e incluso, en ocasiones, lo he cogido de la estantería tan solo para releer algunas escenas sueltas. Un libro perfecto en todos los sentidos, todavía más si crees en el amor y si te gustan las novelas ambientadas en la segunda guerra mundial. Totalmente recomendable.


Tengo tu número - Sophie Kinsella.
Y de una romántica novela histórica pasamos a una agradable comedia chick-lit. A pesar de que odié el final que la autora le dio (las últimas veinte páginas, en concreto), disfruté muchísimo con esta lectura. Ya sabéis que, en ocasiones, depende del momento en el que leamos un libro que este nos llegue más o menos. Y, parece ser, que cuando lo leí necesitaba reírme a carcajadas, cosa que Sophie consiguió con creces.



Lo que encontré bajo el sofá – Eloy Moreno.
No pensaba incluir este libro en la lista, pero es una de esas novelas que te hacen reflexionar incluso mucho después de haber terminado de leerla y eso es algo que valoro mucho. No estuve de acuerdo con todo lo que escribió el autor ni con gran parte de sus ideas, pero precisamente por la libertad de pensamiento que creaba, me llegó mucho más. Y el final… el final me encantó.




Hopeless – Colleen Hoover
Empecé a leer este libro, antes de que se publicase en español, sin ningún tipo de pretensión a la vista, así que lo que me encontré me sorprendió muy gratamente. No era la historia que esperaba, si bien he de decir que, tal como comenté en la reseña, el final se me hizo algo más pesado, especialmente porque los protagonistas eran un pelín empalagosos y, algunas partes, sobraban directamente.




Susurros – A.G. Howard
No lo he visto en ningún top ten y sé que no es una obra de arte, pero como digo el momento en el que leemos un libro tiene mucho que ver con que éste nos guste más o menos. Yo lo disfruté mucho, me encantó el mundo que recreaba, todo tan… lleno de magia y fantasía, si bien también es cierto que hacia el final as cosas terminan torciéndose y, quizá, la historia se alargaba más de lo necesario.




Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja - Sarah Maclean
Esta saga fue todo un descubrimiento para mí. Nunca antes había leído romántica histórica y el primer libro, en concreto, me encantó. Sus personajes principales eran tan geniales, había tal química entre ellos y algunas escenas tan divertidas… (suspiros de amor). Fue una lástima que los siguientes dos libros me pareciesen bien normalitos en comparación con este, ojala la autora hubiese mantenido el nivel.




No confíes en nadie – S. J Watson
Una emocionante novela de intriga donde nada es lo que parece. La verdad es que no conseguí adivinar qué es lo que ocurría hasta casi llegar al final de la novela y, a pesar de que la protagonista despierta cada día sin recordar el anterior, no me pareció nada repetitiva e imagino que no es tarea sencilla lograr algo así.




Divergente – Veronica Roth
Una de las pocas novelas distópicas que me han gustado, ya que no soy gran fan de este género. El libro me enchanchó mucho en su momento, es de esas novelas que te lees de una sentada porque necesitas saber qué está ocurriendo. Sin embargo, como contrapunto, debo comentar que aún tengo la segunda parte en la estantería y espero leerla pronto, pero no me causa ninguna ansiedad no haberlo hecho.



Onyx – Jennifer L. Armentrout
La saga Lux es sencillamente genial. Obviamente, no sería así si no fuese por esos dos fantásticos protagonistas que la autora ha creado. Por su culpa, ahora somos muchas las que deseamos un Daemon con el que poder discutir constantemente y lanzarnos pullas hasta la extenuación. Ahora en serio, la saga merece la pena, especialmente por esos diálogos tan ingeniosos que caracterizan la pluma de Armentrout.



Saga Covenant – Jennifer L. Armentrout
Si tuviese que elegir entre la saga Covenant o la saga Lux… ¡no sabría con cuál quedarme! Ambas  me gustan casi por igual y Armentrout sabe perfectamente cómo crear increíbles personajes masculinos (debería ser denunciada por ello, de hecho, porque es una injusticia que nos presente a chicos así). Además, de esta otra saga, me encanta también la prota femenina, Alex.



Hay algún que otro libro que también me gustó bastante y me he dejado en el tintero; quizá en el momento en el que los leí no me llegaron tanto, pero estoy segura de que son novelas que gustarán a la mayoría, tales como “Los días que nos separan”, “Lola y el chico de al lado” o “Calle Dublín”. 
Reacciones:

2 comentarios:

  1. Susurros también está en mi lista de mejores lecturas del año pasado :D Onyx y Hopeless me gustaron un montón también ^^ Y tengo muchas ganas de leer El jinete de bronce y Nueve reglas :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    El único que he leído ha sido Lo que encontré bajo el sofá y me encantó. Y tengo en la estantería Hopeless y Divergente, que espero poder leer pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar