Reseña Luces, cámaras, ¡corazón! - Shirin Klaus

—Título: Luces, cámaras, ¡corazón!
—Autora: Shirin Klaus
—Editorial: Autopublicado
—Páginas:  416
—Precio: 2,68€

Sinopsis
James Petersen odia a Sue Johnson, una actriz y cantante muy famosa con la que le ha tocado trabajar en su última película. Una noche ambos coinciden en un restaurante y James decide desahogarse y decirle a la cara todo lo que piensa sobre ella. No puede ni imaginarse que a quien le suelta todas aquellas cosas horribles es a la doble de Sue, una joven llamada Emma Miller con la que se verá obligado a colaborar para conservar su trabajo. ¿Estará James preparado para que en su vida entre alguien como Emma Miller?


Últimamente me estoy aficionando bastante a descubrir nuevos autores a través de Amazon, no solo porque el precio de los libros de los que deciden auto-publicarse suele ser más que económico, sino porque además muchos de ellos están al nivel de los libros que actualmente se editan bajo un sello editorial.
En el caso de Luces, cámaras, ¡corazón!, anteriormente ya había leído una historia corta de la autora que podéis encontrar reseñada en su blog, así que iba un poco sobre seguro porque sabía que, cuanto menos, la lectura sería entretenida y agradable. Y así ha sido.

La historia comienza fuerte desde el principio, introduciéndonos de lleno en la trama y presentándonos rápidamente a la mayoría de los personajes importantes que aparecen en ella. Emma Miller, es una joven universitaria que se dedica a hacer de doble de la famosísima actriz Sue Johnson para conseguir algo de dinero y poder pagar los gastos de sus estudios. De modo que, cuando se lleva a cabo el rodaje de una película (que es una adaptación de una exitosa novela juvenil), ahí está Emma para cumplir con su responsabilidad. Y su trabajo como doble de Sue, provoca que finalmente se cruce con James Petersen, el guapísimo actor que protagoniza la producción.

De primeras, decir que es una de esas novelas que consiguen enganchar al lector desde la primera página y, en general, el ritmo a lo largo de todo el libro es bastante bueno, razón por la cual se lee de una sentada en un par de días. Creo que puede ser una opción ideal para desconectar de todo y pasar un rato muy entretenido. Sin duda, para mí el punto fuerte es el hecho de que se devora y es de agradecer porque no es nada fácil atrapar al lector desde el principio y mantener su interés.

Otro detalle que me ha agradado ha sido cómo la autora ha tratado todo el tema del rodaje de la película, la promoción, etc. Introduce al lector en un ambiente diferente y creo que está muy bien llevado, así como también ocurre con la protagonista principal, Emma. Con ella, afortunadamente, conecté desde el principio. Es una joven muy normal, que se mete mucha presión a sí misma, perfeccionista, divertida e inteligente; para el lector resulta sencillo comprenderla y cogerle cariño, porque en muchos aspectos puede identificarse fácilmente con ella, así como con su entorno, en referencia a su familia que, llegados a cierto punto de la novela, también va adquiriendo algo más de peso en la historia.

Y me falta comentar la ambientación que, aunque no sea algo realmente importante en la historia, está bien tratada. Viajamos a diferentes lugares a lo largo de la lectura, visitando también España, y de todos ellos se nos dan pequeños detalles que logran darle un toque realista.

Ahora bien, sin embargo, a pesar de que recomendaría esta novela para pasar un buen rato (y con más razón, si tenemos en cuenta su precio), sí que he encontrado bastantes peros a lo largo de la novela que, aunque no entorpecen la lectura, me han dejado un poco descolocada porque no conseguía entender demasiado bien por dónde iba la cosa…

El primero de esos puntos negativos, es sin lugar a dudas el protagonista masculino, James Petersen. A pesar de que la historia entre ambos podría haber sido memorable, ya que se cuece a fuego lento y, además, me había gustado mucho el comienzo de su relación, creo que él lo enturbia un poco todo llegados a cierto punto.

En ningún momento he conseguido comprenderle ni ponerme en su lugar. La razón que se da al lector sobre por qué él es cómo es y huye del compromiso, me ha parecido algo muy… tonto. Esperaba algo más profundo, más allá de una situación tan corriente y habitual, por decirlo de algún modo. O bien que se ahondase más en ello, a través de su perspectiva, ya que la historia está narrada en tercera persona pero en ningún momento somos realmente testigos de qué es lo que siente él.
Al terminar la novela, me quedé con la sensación de que no conocía lo suficiente a James Petersen, especialmente en comparación con lo que el lector sí llega a conectar con Emma, sabiendo qué le gusta, cómo es, qué aspectos de la vida le preocupan… esos detalles que logran que un personaje parezca real.

El segundo punto negativo que destacaría de la novela, es la cantidad de temas que se tratan (todos ellos bastante importantes) y que poco después se dejan de lado. Es decir, llegados a ciertos puntos concretos del libro, pensaba “vale, la cosa va a ir por ahí” pero no era así, sino que rápidamente se desviaba hacia algo diferente y la cuestión anterior quedaba relegada al olvido. En cierto modo, me ha chocado porque no eran problemas sencillos que pudiesen solucionarse en un par de páginas o que no tuviesen relevancia, así que a pesar de no estar mal tratados en absoluto, sí queda todo algo superficial.
Y ocurre lo mismo con ciertos aspectos de la historia, como por ejemplo el rodaje (del que apenas somos testigos, en referencia al trabajo en sí), algunos sucesos bastante traumáticos para Emma, problemas individuales de ambos protagonistas… así como escenas concretas que no entendí bien (y que dejo para la zona con spoilers).

Mi opinión general, para resumir, es que a lo largo de la novela se tocaban tantos temas y sucesos importantes (de esos que marcan) que, al final, no se termina de profundizar en ninguno de ellos y, en ocasiones, las situaciones pasan demasiado rápido, no te da tiempo a saborear y meditar sobre lo que ha ocurrido, sino que el lector avanza a pasos agigantados de una escena a otra y cuesta asimilar los aspectos que han pasado con anterioridad.

Sin embargo, vuelvo a lo mismo, la autora consigue que el lector mantenga el interés hasta el final, independientemente de si caen mejor o peor algunos personajes, mordiéndonos las uñas por saber qué pasará. Además, tan solo he encontrado algunos fallitos de ortografía (esa “honda” del pelo), lo cual es de valorar ya que no ha pasado la corrección de una editorial (y más, si tenemos en cuenta que últimamente me encuentro un montón de faltas en novelas editadas bajo importantes sellos)
La narración es muy fluida y para todos los públicos pues, quitando un par de escenas, realmente la novela me pareció muy juvenil por la forma de interactuar de los personajes.

Subraya el texto para ver el contenido con spoilers

Cuando en la reseña me refería a escenas raras, estaba hablando de algunas que me chocaron como, por ejemplo, cuando ellos están dándole que te pego al tema en casa de Emma y él quiere acabar fuera, pero ella le retiene. No sé, llamadme rara, pero me dejó descolocada y me pareció la mar de extraño… fue como, ¿y este detalle que pinta aquí? Casi que cortaba un poco el rollo, no sé, fue todo un misterio.

Detalles así había unos cuantos más, siempre desde mi opinión subjetiva, evidentemente. Y otra cosa que me molestó fue lo mucho (muchísimo) que Emma llega a arrastrarse por James. No sé, creo que los últimos meses en los que él se “esforzó” no compensaban todos los años que llevaba sufriendo nuestra prota a la que, por si no le habéis notado, terminé cogiéndole cariño, probablemente porque me sabía fatal lo mal que lo estaba pasando la pobre.

Luces, cámaras, ¡corazón! es una lectura ideal para este veranito si queréis disfrutar de una novela entretenida, que os enganche desde el principio y os mantenga pegados a sus páginas. Y además, podéis conseguirla a un precio más que razonable, detalle que se agradece muchísimo en los tiempos que corren.
Reacciones:

2 comentarios:

  1. Pues a lo mejor le doy una oportunidad, ya que dices que se devora, además es muy baratito. Por otro lado también me echa para atrás que se hable de muchos temas y no se profundice en ninguno, pero bueno.
    besos:)

    ResponderEliminar
  2. Hooola, yo le tego muchas ganitas a este libro, meee encanta tu blog, en serio creo que es super original y me encanta como escribes así que me quedo por aquí
    Yo tengo un blog desde hace poco y me haría mucha ilusión que te pasases, aquí te lo dejo, un beso

    http://prettylittle-readers.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar