Reseña El Seductor - Alice Clayton

—Título: El Seductor
—Autora: Alice Clayton
—Editorial: DeBolsillo
—Saga: Cocktail #1
—Páginas: 400
—Precio: 12.95€

Sinopsis
Una mezcla deliciosa de humor, erotismo y situaciones absurdamente exasperantes. Caroline ha empezado una nueva vida. Acaba de llegar a San Francisco con su gato Clive para trabajar como diseñadora de interiores. Con lo que no contaba es que esta excitante experiencia incluiría a su vecino, Simon, de quien le separa únicamente unas paredes tan finas como papel de fumar. Noche tras noche, Simon y sus «amigas» la despiertan con ruidos escandalosos... No solo oye la cama golpeando rítmicamente la pared sino también los gritos de éxtasis. Lo peor de todo es que esta situación no hace más que recordarle que está en dique seco... Simon «el seductor» la obsesiona hasta tal punto que, después de haber sido testigo de una sesión particularmente apasionada, decide tomar cartas en el asunto. Pero no esperaba sentirse atraída por ese delicioso y exasperante semental... Pronto serán sus fantasías lo que la mantendrán en vilo. Divertida, picante, sexy.


El seductor es una comedia romántica que me ha sorprendido para bien. De hecho, es el libro con el que más me he reído en lo que va de año. No sé por qué iba con la idea de que me encontraría con una novela similar a Lajugada perfecta de Jaci Burton o Beautiful bastard, plagado de escenas eróticas, pero no ha sido así en absoluto. Bueno, haciendo un paréntesis, sí sé por qué creía que me iba a topar con eso, por la portada que, en un primer momento, puede dar pie a confusión. Pero a lo vamos: El Seductor me ha gustado mucho.

La novela comienza cuando Caroline se muda a un nuevo apartamento que le ha alquilado su jefa, con la que se lleva genial, y durante las primeras noches descubre que su vecino no tiene intención de dejarla dormir, puesto que cada velada la sorprende con una nueva amiguita golpeando con el cabecero de su cama contra la pared, de modo que Caroline, junto a su gato Clive, es testigo de cada apasionada noche de su vecino que, además, parece haber formado un harén de féminas con las que sigue un patrón concreto. Por si todo esto fuese poco, nuestra protagonista lleva casi seis meses sin encontrar a O (así denomina a su orgasmo perdido a lo largo de toda la novela), y la situación que se desarrolla apenas a unos metros de distancia de su puerta solo consigue cabrearla más.

Pues lo dicho, una agradable comedia romántica con la que me he reído en bastantes ocasiones, de vez en cuando se me escapaba una carcajada tonta, creo que no me ocurría algo así desde que devoré Tengo tu número, de Sophie Kinsella y echaba mucho de menos pasarlo bien con una novela, sin complicaciones ni tramas difíciles, simplemente con diálogos con chispa y gracia y personas con los que lograse simpatizar.

Tanto Simon como Caroline me han gustado muchísimo. Ella es absolutamente genial. Una protagonista fuerte, divertida, inteligente e independiente, desde el primer momento conecté con ella y creo que es la primera vez que tengo la impresión de que la chica está tan o más trabajada que el personaje masculino. Me encandiló el tono de la narración, lo cínica que puede llegar a ser en ciertos momentos, la ironía y el sarcasmo que acostumbra a usar constantemente; es una protagonista muy, muy divertida.
Y luego tenemos a Simon, El Seductor, el aporrea-paredes, el chico del harén… en fin… Simon, Simon… reconozco que me fue ganando poco a poco. Al principio, veía más fuerza en Caroline, pero hacia la mitad del libro ella se fue quedando algo más estancada y entonces llegó Simon y aprovechó para ponerse por delante. En fin, ya sabemos cómo es este chico, ¡no deja pasar una oportunidad, eh! Bueno, cuestión, que es un amor de protagonista, conocemos alguna que otra cosilla de su pasado pero, en general, esta no es una novela que intente profundizar excesivamente en las personalidades de los personajes, sino más bien en cómo se van conociendo y enamorando poco a poco.

Reconozco que, hacia el final, la cosa se desmorona un poco por momentos, hay algunas escenas repetitivas que, si dos o tres se hubiesen dejado fuera pues, bueno, no habría pasado nada, vaya. Sin embargo, a pesar de esos últimos fallos, todo se compensa con unos diálogos geniales, unas escenas muy corrientes pero al mismo tiempo divertidísimas y creíbles para el lector y con momentos la mar de divertidos protagonizados por Clive, el adorado gato de Caroline (¡Team Clive!)

Sin embargo, he encontrado un enorme y frustrante problema en esta novela: la traducción. No quiero ser cruel, pero jamás en toda mi vida había visto una traducción semejante de un libro que esté expuesto en una librería. Y vale que es barato, edición bolsillo y tal, pero, oye, ¿cómo puede salir al mercado con tales fallos? Había diálogos que no se podían comprender, cosas que te las ponían de un modo y luego de pronto de otro, para que ni siquiera pusieses asociar que se estaba hablando de lo mismo (así como pito pito gorgorito…), detalles que pasaban de largo, palabras sin sentido (¿alguien puede decirme a qué se refería con el padrastro del gato? Sigo sin pillarlo. Y llevo días meditándolo seriamente), bromas a las que se le quitaba la gracia… en fin, un despropósito, en serio.
No tengo ni idea del tema e imagino que este libro era complejo a la hora de ser traducido por todos los chistes que tiene y demás, pero creo que eso es un detalle importante que deberían meditar antes de sacarlo a la venta, daba la impresión de que todo se había hecho y decidido rápido y mal.

Y por último, dejando a un lado el grandísimo escollo de la traducción (aunque jode a lo largo de toda la novela, os lo aseguro), tan solo comentar otro pequeño pero: los personajes secundarios. Quitando a jefa de Caroline, que creo que está bien definida a grandes rasgos, Mimi y Sophia me han parecido demasiado planas, al igual que los dos amigos de Simon. No sé si valía la pena que salieran siquiera en la novela, es que he llegado incluso a confundirme en ocasiones porque sus diálogos y personalidades estaban tan entremezcladas y eran tan similares en ocasiones… En fin, da la sensación de que están ahí un poco como de relleno, cuando la pareja protagonista puede llevar sin ayuda todo el peso de la narración.


El Seductor es una comedia romántica divertida, entretenida y deliciosa que se lee muy rápido y que, además, encantará a los lectores que busquen diálogos hilarantes e ingeniosos. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto con un libro. Además, ambos protagonistas son geniales. Mención aparte, la penosa y horrible traducción que, en ocasiones, estropeaba incluso las bromas y le restaba gracia a la novela.
Reacciones:

14 comentarios:

  1. Hola
    al principio cuando supe de el no me atraía, pero al leer tu reseña me ha picado la curiosidad
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy divertido. Ya me contarás si al final te animas a leerlo ;)

      Eliminar
  2. Leí este libro en inglés, así que no puedo hablar de la traducción que han hecho, pero de lo demás que dices estoy de acuerdo. Es una historia romántica divertida, sin pretensiones, que se lee en nada. Me gustó, fue una lectura entretenida, nada del otro mundo, pero me gustó. :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo debería haberlo leído en inglés! Pero nada, lo compré en castellano porque estaba económico en bolsillo y al final, en fin... han destrozado el libro.
      Sí, es de esas novelas entretenidas que se leen en nada.

      Eliminar
  3. ¡Que buena pinta tiene!
    Gracias por la recomendación ^^
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    La verdad es que no me llamaba especialmente, pero me gusta que sea entretenido y te haga reír. No lo descartaré :P
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo al principio, es básicamente una comedia romántica, lo que pasa es que la cubierta puede llegar a confundir.

      Eliminar
  5. ¡¡Hola!!
    Buf, cuando empecé este libro pensé que iba a ser el típico libro erótico y eso... pero ¡¡¡¡Madre mía como me reiiii!!!! No podía parar de reir jaja
    ¡Sin duda me ha encantadoo!
    Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ¡a mí me ocurrió lo mismo! Hasta que después vi reseñas y me di cuenta de que no tenía nada de erótico. Me gustó mucho, es muy divertido y ameno.

      Eliminar
  6. De vez en cuando me apetecen este tipo de libros, pero lo que comentas de la traducción me hecha para atrás.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran problema. Aún así, me gustó

      Eliminar
  7. Tenía muchas ganas a este libro pero lo que comentas de la traducción me tira para atrás.... bueno ya veremos jeje me gusta mucho tu blog , te sigo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por pasar y quedarte por aquí! Es muy divertido, a pesar del escollo de la traducción.

      Eliminar