Reseña Felices por siempre jamás - Stephanie Perkins

—Título: Felices por siempre jamás
—Autora: Stephanie Perkins
—Editorial: Plataforma Neo
—Páginas: 400
—Serie: #3
—Precio: 16.90€

Sinopsis
Enamorarse en la ciudad más romántica del mundo es fácil para la soñadora Isla Martin y el enigmático artista Josh Wasserstein. Pero a medida que avanza el último curso en la School of America de París, Isla y Josh se ven obligados a afrontar la desgarradora realidad, porque, quizá, su historia no acabe con un «felices por siempre jamás».
¿Seguirán juntos cuando los días en el instituto se acaben? ¿Será su amor más fuerte que la distancia? Su romance se convertirá en un apasionante viaje por Nueva York, París y Barcelona, acompañados de sus amigos Anna, Étienne, Lola y Cricket.


¡Último libro de la serie de Perkins! Cuando llegó a casa, lo abracé. Literalmente, no lo digo por decir. Es tan mono, con esa portada tan perfecta… y no importa los años que pasen, sigo teniendo el recuerdo dulce de Un beso en París que, por cierto, será una de mis próximas relecturas y os lo recomiendo encarecidamente.

Pero bien, ¡vamos a lo que vamos! Felices por siempre jamás era un libro que estaba deseando devorar. Me ha durado un par de días y, aunque por alguna que otra cosilla me ha dejado un sabor agridulce, Perkins sigue teniendo su toque especial. Un toque con el que consigue que el lector se haga amigo de sus protagonistas, como si los conocieses de toda la vida, y que te creas la historia que estás leyendo. La autora se caracteriza por hilar unas historias sencillas, pausadas, sin grandes acontecimientos pero con mucha magia, dándole a los personajes la importancia que requieren y profundizando en sus miedos e inseguridades, sacando a relucir ante el lector las virtudes y los fallos, haciéndolos más humanos y redondos. Me encanta cómo escribe Perkins, me encantan los pequeños detallitos que va dejando aquí y allá, me encanta la narración y la capacidad que tiene para meterse en la piel de dos adolescentes y revivir ese primer amor tan intenso que a veces parece tan lejano. Ay, ¡me emociono y todo! (Es que me da mucha pena que esta serie termine ya, entendedme, snif, snif).

Puede que de las tres novelas que he leído de la autora, esta sea la más difícil de reseñar. Es complicado no revelar lo poco que ocurre en la historia y no quisiera arruinar la sorpresa a futuros lectores. En resumen, Felices por siempre jamás tiene una estructura diferente a las otras dos historias, está narrada en primera persona del presente desde el punto de vista de la protagonista femenina, y nos ofrece una visión detallada del inicio y el desarrollo de una relación de pareja, con sus más y sus menos, con sus típicos problemas que surgen en el camino.

Isla es una protagonista que me ha gustado. Es una chica tímida que trata de pasar desapercibida para el resto del mundo aunque, muy en el fondo, es algo que no le gusta. Sin embargo, ella no está dispuesta a arriesgar; se conforma con tener a su lado a Kurt, su mejor amigo de la infancia, y a mirar al objeto de su deseo desde lejos. Y ese objeto tiene nombre: Josh.

Josh cursa su último año en París y se siente algo solo después de que todos sus amigos se graduasen el año anterior. Es hijo de un Senador de Estados Unidos y, en apariencia, se comporta como si no le importase nada ni nadie. Sin embargo, le importan muchas cosas en la vida, empezando por dibujar, su gran pasión y a lo que quiere dedicarse en el futuro. E Isla, claro. Isla también.

La autora nos sumerge de sopetón en la historia de Isla y Josh desde la primera página. El lector es testigo de ese primer tanteo entre ellos, del coqueteo, de las mariposas en el estómago y de diferentes escenas diseñadas para trazar una sonrisa de satisfacción en cualquier persona con corazoncito. He disfrutado mucho de ese comienzo y también del final. Para mí han sido dos partes fundamentales de esta novela, las primeras y las últimas cien páginas consiguen realzar una mitad de novela más lineal y menos interesante de lo esperado. Aunque he disfrutado leyendo, principalmente porque me gusta mucho la pluma de Perkins, sí creo que el argumento se ha quedado un poco cojo y que ha faltado algo porque llegados a cierto punto se pierde un poco la emoción y la cosa se estanca. Se suceden, además, algunas escenas muy similares entre sí y da la sensación de caer un poco en lo repetitivo. Por suerte, hay dos cosas que rompen bastante con ese ritmo monótono: el viaje a Barcelona, con todo lujo de preciosas descripciones, y el final donde, demás, el lector tiene la oportunidad de volver a reencontrarse con Lola, Cricket, Anna y MI Étienne (os adelanto que sigue siendo encantador).


Creo que es una novela más madura en ciertos aspectos, porque la autora se atreve a ahondar más en la sexualidad de los protagonistas, pero también me ha parecido más dulce y rosa que las otras dos, así que si os molestan la abundancia de los “te quiero” o las escenas un poco azucaradas es posible que no os enamore tanto como los anteriores porque, seamos justos, la autora ha puesto el listón muy alto.

En cuanto a los protagonistas, sin ninguna duda me quedo con Isla. A pesar de que sufre una cierta dependencia por Josh y su vida gira demasiado en torno a él, me ha convencido conforme iba pasando páginas y más páginas. Va creciendo poco a poco, madurando y tomando forma, encontrándose a sí misma y aprendiendo de sus errores. La he entendido casi en todo momento. De hecho, en según qué situaciones desencadenadas por Josh, me parecía que tenía razones más que suficientes para comportarse tal como lo hace, a pesar de que he leído algunas reseñas en las que se comenta todo lo contrario.

Y sin embargo, él no me ha terminado de llegar. Josh es un personaje al que no le he pillado el punto y algunas de las cosas que hacía o decía eran la mar de raras e incomprensibles, no sé, no estaban muy justificadas. Pero me ha gustado que tuviese varias caras y que el lector debiese esforzarse (por decirlo de algún modo) para ir conociéndole mientras que, como contrapunto, ella es mucho más transparente. A pesar de que tiene su encanto, no creo que esté a la altura de personajes como Étienne y Cricket.

Mención especial a los personajes secundarios. ¡Exijo una historia de Hattie! Lo digo en serio. Esto no puede quedar así. Hattie, la hermana pequeña de Isla, es un personaje memorable; la tía más cabrona y encantadora del mundo a un mismo tiempo, ¡se merece su propio libro! ¿Y qué decir de Kurt? Es especial. Y sus diálogos son geniales, me atrevería a decir que los mejores de toda la novela. En esta ocasión, los personajes secundarios me han enamorado tanto que han conseguido incluso hacerle sombra a los principales.

La ambientación, como era de esperar, sigue siendo uno de los puntos fuertes de la autora. Pero sí debo añadir que es quizá la novela donde menos se ha notado, al menos en cuanto a París y Nueva York. Es como si al escribirla hubiese tenido en mente que los lectores de Isla y Josh ya habían leído antes Un beso en París. Reconozco que a mí personalmente me hubiese gustado volver a perderme por las calles de la ciudad y volver a emocionarme con esas descripciones cargadas de magia. Como contrapunto, algunas escenas se desarrollan en Barcelona y ahí sí que la ambientación adquiere más peso y el lector disfruta de ello.

¿Qué más, qué más…? Eh, bueno, que si todavía no habéis leído los libros de Perkins, no sé qué sentido tienen vuestras vidas. No, ahora en serio, os recomiendo que le deis una oportunidad a estas novelas. Cada una de ellas aborda un tema diferente, de modo que es fácil que logréis identificaros con alguna. Además, se pueden leer de forma independiente, aunque personalmente os recomendaría seguir el orden correcto. Las tres son de lo mejorcito que he tenido la oportunidad de leer en cuanto a literatura juvenil.


En Felices por siempre jamás al fin podemos conocer la historia de amor de Josh e Isla, indagando en los miedos e inseguridades de ambos y en la idea de que a veces es más difícil arriesgar que dejarse caer. Una novela perfecta para los más románticos, aquellos que disfrutan de los diálogos tiernos y de una historia más pausada pero igualmente emocionante, con un final redondo y repleto de esperanza. ¡Perkins, nos debes la historia de Hattie! ¡Y la de Kurt!
Reacciones:

20 comentarios:

  1. Aún tengo pendiente de lectura Un beso en Paris...Como veo que te han gustado mucho me entran ganas de leerlos todos jajjaaj A ver cuando les echo el lazo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso en París es uno de las mejores novelas juveniles contemporáneas que he leído <3 Espero que te guste.

      Eliminar
  2. Nosotras ya lo tenemos en la estanteria esperando a ser leido!!
    Hemos encontrado tu blog por casualidad y hemos decidido quedarnos!
    __cuchus__

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte ;) ¡Seguro que lo disfrutáis!

      Eliminar
  3. Ahora mismo la estoy leyendo y me está gustando mucho

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  4. Hola, jo tengo muchas ganas de leer estos libros.
    Me alegro que los hayas disfrutado.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguro que pasarás un buen rato con ellos! Son todos los libros muy achuchables.

      Eliminar
  5. Opino exactamente igual que tu. Me ha encantado como ha terminado todo con los personajes pero también me gustaría que hiciera historias de Kurt, me ha encantado ese personaje. Un beso

    Felices lecturas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kurt es un personaje genial, ¡yo me alegraba cada vez que aparecía en escena! Pero Hattie... Hattie mola mucho y no es muy común ver a protas así, tan directas, por eso creo que sería muy divertido una historia sobre ella ;)

      Eliminar
  6. Hola! Leí el año pasado Anna y me gustó pero tampoco me encantó así que no estaba segura de leer a Lola. Peero... me llegó el libro de Isla a casa y lo devoré. Me ha durado más o menos como a ti, dos días, y lo he disfrutado muchísimo.
    Ahora mismo he empezado Lola a ver que tal <3
    Saludos ^^
    PD: Kurt es tan mono *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que le ocurre a la inversa, le gusta más este que Anna o Lola que Anna. Yo tengo clarísimo que me quedo con el primero, para mí muy una novela muy especial, pero los otros dos también me parecen encantadores <3

      Eliminar
  7. Lo tengo pendiente y espero disfrutarlo! <3

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Yo también le tengo muchísimas ganas! En cuanto tenga un momento me pondré con el, después de todo lo que habéis dicho ya no puedo vivir malvadas! Yo solo he leído Un beso en París y dejo el listón muy alto por eso no me atreví con el de Lola... quizá lo lea después de este ;)

    Un beso y un abrazo

    Kali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gran problema de Un beso en París es ese, ¡qué deja el listón muy alto!

      Eliminar
  9. Madre mia!!!
    pedazo reseña jajaja me ha molado muchisimo ;)
    ya tienes nueva segidora ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un libro tan cuqui, la merece <3333

      Eliminar
  10. Tengo muchas ganas de leer este libro! ^^ Me quedo por aqui.Te invito a que pases por mi blog :) Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón, ojalá escriba más libros sobre otros personajes :)

    Por cierto, ¡te sigo!

    ResponderEliminar
  12. Este es uno de los mejores libros que he leído en este año... es GENIAL.... espero que más personas se animen a leerlo... no se arrepentirán, y pues es increíble la forma en la que escribe Perkins.... :D

    ResponderEliminar