Reseña La suma de todos los besos - Julia Quinn

—Título: La suma de todos los besos
—Autora: Julia Quinn
—Saga: #3 Smythe-Smith
—Editorial: Urano
—Colección: Titania
—Páginas: 320
—Precio: 17€

Sinopsis
Después de un duelo de funestas consecuencias entre dos amigos, Daniel Smythe-Smith debe huir de Londres y su rival, Hugh Prentice, queda lisiado para siempre. Daniel, reivindicado, ha podido regresar, pero Hugh, un brillante matemático, se ha convertido en un hombre amargado con escasa paciencia para los superfluos rituales de la alta sociedad y con ninguna esperanza de poder cortejar a una de las damas de alcurnia que antes lo rodeaban. Mucho menos a lady Sarah Pleinsworth, la irritante y autoritaria mujer encargada de cuidarlo. Por si esto fuera poco, Sarah pertenece a la familia de Daniel, y considera que Hugh es culpable de muchas de las tragedias desencadenadas por el fatídico duelo. Cuando Sarah y Hugh están juntos son como el agua y el aceite. Pero poco a poco, las chispas de odio y resentimiento que surgen entre ellos van dando lugar a una atracción cada vez más profunda, a la que ninguno de los dos puede oponerse.


La suma de todos los besos es una novela pausada, bonita, con personajes redondos y bien caracterizados con los que es facilísimo conectar. Con una pluma preciosa y detallista que permite que el lector se vea envuelto en una de esas historias que te arrancan un suspiro tras otro. Es una novela muy sutil y tierna, no esperéis escenas eróticas a mansalva ni nada parecido, os aviso. Yo por mi parte lo he agradecido porque ahora mismo busco libros que no abusen de este recurso.

En esta ocasión conoceremos a Lady Sarah Pleinsworth y a Hugh Prentice. Desde el primer instante, ambos se detestan por buenas razones. Hugh retó al primo de Sarah, Daniel Smythe-Smith, una noche en la que iban borrachos tres años atrás y, aunque ninguno de los dos tenía pensado disparar, dado que eran amigos, la cosa se les fue de las manos. Daniel terminó con un disparo en el hombro, mientras que Hugh tuvo peor suerte: una bala le dio en el muslo y, pasados tres años, todavía debe caminar con ayuda de un bastón y sufrir grandes dolores a causa de su cojera.

Sin embargo, a pesar de que el padre de Hugh solo desea terminar con Daniel, ellos siguen siendo amigos. Cuando se celebren varias bodas de la familia en un corto espacio de tiempo, Lady Sarah y Hugh coinciden al viajar en la misma caravana de carruajes, junto al resto de los invitados. Lady Sarah le detesta por todo lo que cree que él le hizo a su familia, mientras que Hugh es incapaz de soportarla mucho rato debido a lo dramática que ella pudiese resultar ser. Pero conforme pasen los días y vivan diferentes situaciones, los dos se van acercando cada vez más.

Lo que comienza con un odio recíproco poco a poco se convierte en una amistad que va a más. Me ha gustado muchísimo la evolución de la pareja, de un modo tan lento, tan creíble para el lector que va siendo partícipe de todo lo que ocurre. Abundan los diálogos entre Sarah y Hugh y es bien sabido por todos que esta autora, Julia Quinn, destaca precisamente por ello: sus diálogos tienen un toque especial que los hace reales, naturales. Están llenos de vida y son ingeniosos, te sacan una sonrisa y emocionan. No es fácil plasmar todo esto.

Además, no solo los personajes principales están bien creados, sino también todos los secundarios. Cada uno se caracteriza por algo concreto y eso ayuda a que el lector no se pierda en ningún momento a pesar de la abundancia de ello. Tenemos a las primas de Sarah, sus tres hermanas, la familia de Hugh. Creo que la autora ha sabido darles vida y que envuelvan así la historia de los principales. Mención especial a Frances, la hermana pequeña, que me ha resultado adorable.

Lady Sarah es una de esas protagonistas femeninas con las que es fácil conectar desde el principio. Fuerte, con una lengua afilada, algo dramática y dada a la exageración, pero al mismo tiempo divertida e inteligente. Su mayor deseo es casarse y, por circunstancias de lo ocurrido, por culpa de Hugh Prentice, no pudo ser presentada en sociedad cuando debía, perdiendo así una gran oportunidad para encontrar marido, ya que fue un año muy fructífero.

Hugh Prentice me ha gustado mucho desde el principio. Es un personaje diferente a lo que estamos acostumbradas en este tipo de novelas. Sufre una cojera tras el disparo que recibió durante el duelo y, por culpa de la crueldad de su padre, ha tenido una infancia bastante dura así que, en vez de mostrar abiertamente sus sentimientos, tiende a utilizar la ironía a modo de escudo. No es alguien precisamente encantador, principalmente porque se culpa a sí mismo de todo lo ocurrido y es incapaz de perdonarse y seguir adelante con su vida, porque cree que ya nada será igual. Además, algo destacable de él y que tiene bastante que ver con la portada de la novela, es que es un genio de las matemáticas. Tiene un don especial para los números y es muy inteligente.

Si tuviese que sacarle alguna pega a la novela, probablemente me decantaría por el principio y el final. Aunque están bien y ambos son muy correctos, especialmente el inicio me ha resultado un tanto precipitado y raro, aunque imagino que era la intención de la autora. Al ser amigos, etcétera, descoloca un tanto lo que les pasa. Y sobre el final, a pesar de haberme gustado, me ha faltado que Hush sacase un poco más de carácter.
Y por último, antes de que se me olvide, comentar que las portadas de este sello han mejorado muchísimo. Estoy convencida de que el cambio ha sido para bien. Tanto en esta novela como en Nunca te enamores de un canalla, las ediciones son muy bonitas y cuidadas, con un toque moderno apropiado para el resurgir que, afortunadamente, la novela romántica está viviendo en estos últimos años.


La suma de todos los besos es una novela histórica que esconde entre sus páginas una bonita historia de amor de dos protagonistas que merecían tener una segunda oportunidad en la vida. La autora, con una narración preciosa, logra que el lector conecte de inmediato tanto con Sarah como con Hugh, regalándonos un libro tierno, dulce y adictivo, gracias a los chispeantes diálogos.
Agradecimientos a Urano por el envío del ejemplar. 
Reacciones:

8 comentarios:

  1. De Julia Quinn intento leer todo lo que se publica. No esconde historias profundas, pero suelen ser divertidas y me lo paso bien leyendola. ültimamente tampoco es que sea para tirar cohetes , pero me quedo con tu última frase. "chispeantes diálogos". Es lo que me gusta de ella

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es una apuesta segura. Es cierto que la novela no es memorable, pero te hace disfrutar mientras la lees y me ha gustado mucho la relación, cómo se va desarrollando lentamente y que la historia no esté repleta de escenas eróticas (¡estoy tan saturada!), los personajes son muy adorables <3

      Eliminar
  2. Hola! No he leido el libro, desde un principio me gusto la portada y mucho. Tiene esa pinta de otra epoca muy peculiar. Me gusta la trama de la historia, parece muy romantica! Ademas que el personaje se llame Lady Sarah es como que me da mas ganas de leerlo ! Admito que me atraen mucho las historias que estan ambientadas en otras epocas...
    Gracias por la reseña! Me ha gustado el blog asi que te estoy siguiendo
    Nos leemos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la trama es muy romántica, se centra esencialmente en eso y en la amistad que va naciendo entre ellos. La verdad es que he disfrutado mucho leyéndolo, las páginas se pasaban solas <3

      Eliminar
  3. La verdad es que pinta bien y más siendo
    de esa autora :D
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía, así que gracias por la reseña :P

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Es una historia tan tierna, la forma en que se da su amistad y mas tarde su amor es tan sutil que al final solo sabes que los dos son el uno para el otro, me ha encantado, el mejor de la serie sin duda. Ya me venia decepcionando un poco Julia con los anteriores pero este me enamoro.

    ResponderEliminar