Reseña Jane juega y gana - Rachel Gibson

—Título: Jane juega y gana
—Autora: Rachel Gibson
—Saga: Serie Chinooks #2
—Páginas: 336
—Editorial: Seda

Sinopsis
Un tanto desilusionada, bastante terca y cansada de acudir a citas a ciegas con hombres poco interesantes, Jane Acott parece llevar la típica existencia de mujer soltera en una gran ciudad. Sin embargo, tiene una doble vida. Durante el día es periodista deportiva, encargada de seguir a un equipo de hockey, y especialmente a su portero, Luc Martineau. Durante la noche es escritora, la creadora secreta de las escandalosas aventuras de una serie de la que todos hablan.
Luc tiene clara su opinión acerca de esos parásitos llamados periodistas; incluida Jane. Además, desde que tiene uso de razón se ha visto a sí mismo como un hombre soltero. Lo último que necesita es una reportera entrometida que escarbe en su pasado y se interponga en su camino.


Jane juega y gana, de la increíble Rachel Gibson, ha conseguido conquistarme desde la primera página y que no quisiese dejar de leer. Es adictiva. En realidad, me considero adicta a cualquier novela escrita por esta mujer. Tiene el don de lograr que te creas la situación, a los personajes y el argumento que decida plantear, ya sea más o menos rocambolesco. Y luego, por supuesto, está el cómo lo cuenta, para mí la mejor virtud de Gibson; es perfectamente capaz de escribir un libro con todos los tópicos posibles y por haber y con una estructura totalmente clásica y, aun así, mantenerte enganchada e ilusionada, sacándote una sonrisa tras otra.

Ya me gustó mucho la novela que leí el mes pasado de ella, Locamente tuya (Reseña aquí), pero Jane juega y gana me ha gustado mucho más. Estamos ante una novela muy sencillita, entretenida y con momentos la mar de divertidos pero, al mismo tiempo, está muy trabajada: los personajes, redondos, con fuerza y chispa, imposibles que pasen desapercibidos ante los ojos del lector y, por supuesto, la pluma de la autora, que cautiva y es muy detallista, sabiendo repartir bien entre narración y diálogos y sin caer en un exceso de lo uno o lo otro, consiguiendo un equilibrio perfecto.

La historia, además de ser encantadoramente romántica, tiene escenas divertidas y diálogos con gracia, de esos de tira y afloja que logran sacarte una sonrisilla. Poneos en situación: Jane es una chica que no tiene demasiado éxito con los hombres ni tampoco sabe sacarse mucho partido porque ni le gusta la moda ni intenta arriesgar, más allá del riguroso negro de la cabeza a los pies que tan bien la caracteriza. Sin embargo, como contrapunto a esa Jane algo sosa e insegura, saca a relucir su faceta más traviesa y atrevida como escritora de Bomboncito de miel, un conjunto de relatos eróticos que se publican mensualmente y que tiene muchos fans masculinos. Los escribe bajo pseudónimo y nadie sabe que ella es la autora. En su vida pública es una columnista sobre citas y las dificultades de pareja, un pequeño trabajo que no da para pagar todos los gastos.

Cuando le proponen cubrir los partidos del equipo de la ciudad de hockey sobre hielo, los Chinooks, ella acepta el reto, aunque sabe de antemano que no será nada fácil viajar con un montón de hombres, tener que entrevistarles en los vestuarios cuando están casi desnudos o conseguir integrarse entre ellos y que la traten como a una más, así como convencer a la directiva de que es la persona indicada para ocupar puesto. Y todo sería mucho más fácil para ella si pudiese ignorar la presencia de Luc Martineau, el portero estrella del equipo, conocido por su pasado algo turbio y su fama de mujeriego. Luc no es solo un hombre tremendamente atractivo, rubio, con unos increíbles ojos azules y una lengua viperina, sino que además detesta concretamente a la prensa y, por ende, no le hace ninguna gracia que Jane esté revoloteando a su alrededor.

Esta imagen pertenece al blog www.leyendo-ando.blogspot.com.es

Luc Martineau (suspiro, suspiro soñador) es uno de esos protagonistas masculinos que permanecen en la memoria durante mucho tiempo. Un personaje bien creado, con un pasado, un presente y unas miras concretas puestas en el futuro. Te lo crees. Tienes la sensación de ir conociéndolo poco a poco, algo que valoro mucho en una novela. El lector se va encariñando con él a medida que avanza la historia. Luc es un capullo. Un capullo con mucho encanto. Y a mí me encantan este tipo de protagonistas a los que les toca ir abriendo los ojos y darse cuenta de lo equivocados que pueden llegar a estar.

Y para ello, por supuesto, ahí tenemos a nuestra gran protagonista femenina, Jane Ascott. Una joven que, a pesar de no creer ser demasiado atractiva y tener una estatura por debajo de la media, es fuerte y decidida y está dispuesta a hacer cualquier cosa para conservar su puesto de trabajo. Jane es un hueso duro de roer para Luc, incluso a pesar de la atracción física que siente por él, no se deja pisotear. Tiene carácter y sus objetivos claros, algo que desde el principio desconcierta a Luc. Él, el hombre que solo sale con mujeres modelos, altas y delgadas, se ve de pronto atrapado por las punzantes contestaciones de la pequeña Jane.

Los personajes secundarios, a pesar de no tener un gran protagonismo (especialmente en referencia a los otros integrantes del equipo), están todos bien trabajados, con personalidades diversas y típicas que los hacen más característicos. Le dan profundidad a Jane y a Luc (sobre todo a este último) y cumplen su función a la perfección.

Jane juega y gana es una historia de amor contemporánea, divertida, entretenida y con mucho que ofrecer. Me han gustado mucho ambos protagonistas y ni qué decir del tatuaje de Luc. Creo que tardaré bastante tiempo en olvidarlo… (Sí, tenía que hacer el apunte). Y lo mismo con Pedazo de tonto, la de veces que he soltado una carcajada al llegar a esa parte tan dulce y tierna (quiénes lo habéis leído sabéis a qué me refiero).

Muchas veces tengo la sensación de que cuando leemos una novela esperamos que sea explosiva, como un sinfín de fuegos artificiales, y con quinientos giros argumentales. Pues bueno, no es mi caso. Yo debo ser bastante conformista (aunque creo que a lo largo del año solo he otorgado 5 estrellitas a unas 4 o 5 novelas, no más), pero me basta con que un libro me haga sentir mariposas en el estómago, que me mantenga enganchada, que me den ganas de meterme entre las páginas un rato para poder charlar con los protagonistas, y si encima durante toda la lectura tengo una sonrisa permanente en la cara, no puedo pedir más y me doy por satisfecha.

Una novela deliciosa, romántica, picante y bonita, con momentos de todo tipo sin caer en escenas repetitivas o exceso de erotismo. ¡Ojalá a día de hoy se publicasen más libros similares! Ambos personajes son muy carismáticos y su historia de amor de las que quedan en el recuerdo. Como siempre, la pluma de Rachel Gibson es perfecta: sutil, detallista y con diálogos divertidos e ingeniosos.
Reacciones:

8 comentarios:

  1. que puedo decir... hace meses que lo leí pero no puedo pensar en este libro sin pensar en la maldita herradura xD es como una compulsión xD es ver la portada del libro y recordar la herradura jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a todas nos ha ocurrido lo mismo con esa herradura... OMG! Imposible olvidarlo. Yo escucho "Jane juega y..." y ya estoy saltando: ¡¡¡¡Herraduraaaaa!!!

      Eliminar
  2. Hola!!!
    Hace mucho que leí este libro pero al igual que Estefanía la herradura se me quedó grabada a fuego, jajajaja.
    Es un libro muy bonito, una historia muy creíble, y la autora tiene una manera de escribir muy fresca y divertida.

    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inevitable el tema herradura, jajaja. Nos impactó, visto lo visto. A mí también me encantó la novela <33333

      Eliminar
  3. Pues parece bastante lindo y entretenido , lo tendré en cuenta <3

    ResponderEliminar
  4. Hola! me encanta esta autora, fue de las primeras que leí hace años en romántica. Todos los libros que he leído hasta ahora me han gustado mucho.

    Besos :*

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta! Unos son mejores que otros, pero tienes razón, no falla si busca algo ameno y entretenido ;)

      Eliminar