Reseña Cambiando el juego - Jaci Burton

—Título: Cambiando el juego
—Autora: Jaci Burton
—ISBN: 8416331014
—Editorial: Pàmies
—Sello: Phoebe
—Páginas: 304
—Precio: 17.90€

Sinopsis
La mayoría de la gente sigue las reglas del juego, pero Gavin y Liz no son como los demás... «Ganar a cualquier precio». Ese ha sido siempre el mantra que la agente deportiva Liz Darnell se ha repetido a sí misma durante toda su vida. Cuando va demasiado lejos y corre el riesgo de perder a su cliente más importante, el jugador de béisbol Gavin Riley, Liz se da cuenta de que va a tener que emplearse a fondo para evitarlo. Aunque lo cierto es que tampoco supone un esfuerzo demasiado grande: a fin de cuentas ha seguido cada movimiento del jugador desde que se fijó en él por primera vez… y no fue de una manera precisamente profesional. Pronto Liz se da cuenta de que Gavin está más que dispuesto a seguirle el juego. A Gavin no le importa nada caer en las redes de Liz. La desea tanto como ella parece desearle a él. Dispuesto a comprobarlo, decide lanzarle una bola curva para ver lo lejos que está dispuesta a llegar para mantenerlo en su cartera. Sin embargo, el amor comienza a formar parte del partido de manera inesperada y ni Liz ni Gavin están preparados para ese cambio de juego.


Después de leer el primer libro de la serie de Jaci Burton, La jugada perfecta, ya sabía más o menos lo que iba a encontrar entre sus páginas, así que no me ha sorprendido. La historia, como su antecesora, es entretenida y está bien para pasar el rato, a pesar de que resulta bastante superficial porque apenas se ahonda en los personajes y la evolución de su relación no es demasiado creíble para el lector.

La trama ya se preveía en el anterior libro: Liz es la agente deportiva de Gavin, un famoso y atractivo jugador de béisbol, y lleva años en secreto enamorada de él, desde que le conoció. Sin embargo, ante los demás, siempre se muestra fría, inexpresiva y muy profesional, ya que está totalmente centrada en su trabajo. Pero esa actitud tan distante cambia cuando una noche Gavin parece interesarse en ella y la invita a acompañarle a su casa.

Desde el momento en el que se acuestan juntos (y esto no es un spoiler, porque ocurre en la página veinte, aproximadamente), se crea una relación entre ellos que va en aumento. Quiero aclarar que, para mí, tanto esta como la anterior, son novelas de corte erótico, para que os hagáis una idea previa antes de adentraros entre sus páginas. En general me gusta cómo trata la autora este aspecto porque, a pesar de que suele ser el eje central de las historias, las escenas son bastante dinámicas y no resultan pesadas para el lector o excesivamente repetitivas como en otros libros del estilo. También, claro está, ayuda la narración rápida y desenfadada de la autora, donde abundan los diálogos que le otorgan un puntito más de agilidad.

En cuanto al argumento, como ya ocurrió con La jugada perfecta (sé que no dejo de nombrarla, pero es que tienen muchas cosas en común), me ha parecido bastante flojo al inicio. Todo surge demasiado rápido, de modo que el lector no siente en ningún momento esa tensión entre los protagonistas que tanto nos gusta encontrar en las novelas románticas. Aquí va la cosa muy directa al grano y de una forma totalmente precipitada que me pilló por sorpresa. Después, pasadas las primeras páginas, la situación se normaliza más. Pero esa rapidez inicial resta credibilidad a toda la relación y apenas hay una evolución palpable. Lo mismo ocurre con Gavin y Liz, los dos son personajes que podrían haber dado mucho de sí, pero sus preocupaciones o miedos se tocan muy por encima, sin profundizar, y es una pena porque había algunos puntos muy interesantes que podrían haber dado juego.

Ahora bien, resaltando lo más positivo (aparte de lo comentado, esa forma tan ligera de tratar escenas sexuales con un vocabulario muy explícito), reconozco que resulta entretenida para pasar el rato. Es la típica novela que consigue engancharte y que no se hace pesada en ningún momento a la hora de seguir leyendo y, a lo tonto a lo tonto, cuando quieres darte cuenta ya la has terminado y estás deseando empezar el siguiente libro de la serie. Sin duda, creo que lo más interesante de Jaci Burton es esa conexión que logra mantener con el lector hasta el final, atrapándote incluso a pesar de todas las lagunas que hay en la trama.


Cambiando el juego sigue la estela de la anterior novela de la serie de Jaci Burton. Una historia explosiva, de corte erótico, con un comienzo demasiado precipitado que poco a poco irá derivando en algo más. La historia de Gavin y Liz me ha resultado más entretenida que la de Mike y Tara, pero sigo pensando que se queda en la superficie y que podría haber dado mucho más de sí. A pesar de este apunte, no deja de ser un libro que se lee muy rápido y que tiene un ritmo envidiable.
Reacciones:

2 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente, el primero no me entusiasmó, así que no tengo prisa en leerlo, aunque espero ponerme el mes que viene con él

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son entretenidos, pero nada del otro mundo. Ya más o menos cuando te haces a la idea de lo que encontrarás en ellos, los disfrutas incluso más, sin altas expectativas :)

      Eliminar